¿Viajar y ahorrar dinero a la vez? ¡Claro que sí!

Viajar y Ahorrar se Puede

Existe por ahí una especie de mantra para los viajeros. Según este, “viajar es la única cosa que compras que te hace más rico”. Qué bonito, ¿no? Aunque se refiere al plano espiritual, lo que sí es cierto es que no necesitas gastarte un dineral para hacer el viaje de tus sueños. Lo que tratamos de decirte es que se puede viajar y ahorrar dinero al mismo tiempo. Desde bnc10 queremos compartirte algunos trucos para que viajes por el mundo y que tu bolsillo ni lo note. ¡Apunta!

7 trucos para viajar por el mundo mientras ahorras

Si siempre has fantaseado viajar cual Willy Fog, te ofrecemos 7 recomendaciones para que, además de hacerlo, ¡no gastes ni un euro de más!

1. Consigue alojamiento gratis

Además del vuelo, el alojamiento suele ser la partida que más presupuesto se lleva en un viaje. De ahí que muchos viajeros recurran a la alternativa que parece ser la más barata: compartir habitación con otra decena de viajeros más. No obstante, hay otra opción que no solo resulta más económica, sino que, de hecho, es gratis.

Nos referimos a Couchsurfing, una red social que conecta con los anfitriones más hospitalarios de todos los rincones del mundo. Y es que cualquiera de ellos estaría dispuesto a dejar su sofá o una cama libre de su casa a un viajero como tú de manera totalmente gratuita. Suena bien, ¿eh?

2. Busca trabajo a cambio de alojamiento y comida

Si estás pensando en pasar una temporadita en el extranjero, seguro que tu cartera está temblando de miedo al conocer tus planes. Dile que esté tranquila porque gracias a sitios web como Workaway, verás los días y la vida pasar y tus ahorros permanecerán intactos. Esta plataforma permite buscar trabajo/voluntariado en todo el mundo, hasta en los lugares más recónditos. El trabajo no suele ser remunerado, pero a cambio el alojamiento y la comida están incluidos.

Otra posibilidad es solicitar empleo en un hostel, donde también podrás colaborar con las tareas cotidianas del lugar durante unas horitas al día por techo y comida.

3. Apuesta por las actividades y planes gratis total

Las actividades gratuitas están en todas partes, solo tienes que saber identificarlas. Por ejemplo, las ciudades más turísticas suelen ofrecer rutas guiadas gratis para conocer sus monumentos y rincones más emblemáticos. Son los denominados free walking tours. Los guías suelen agradecer una propina final, pero eso queda a tu elección.

Si eres un forofo de los museos, recuerda que siempre habrá algún día de la semana o tramo del día en el que la entrada sea gratuita. También, puedes realizar una búsqueda rápida en Google en busca de planes gratuitos en el destino en cuestión.

4. Cuida una mascota

Al salir de viaje, no queda más remedio que dejar a tu perro, gato o tortuga en casa, por mucha pena que te dé. Cuando sientas morriña de mascota, siempre puedes cuidar la de otros a cambio de disfrutar de alojamiento gratuito. Este es el punto de partida de sitios web como TrustedHousesitters, que conecta a dueños de tiernos animales con potenciales cuidadores.

Mientras tú cubres tus necesidades de afecto perruno, el dueño se queda tranquilo porque tendrá a una persona que cuide a su fiel amigo mientras está fuera. ¡Todos ganáis!

5. Súmate al intercambio de casas

Otra manera de ahorrar mientras viajas es sumarte al fenómeno del intercambio de casas. La filosofía es sencilla: tú te alojas en la casa de alguien y ese alguien, en la tuya. Se trata de una idea excelente que te permitirá no gastarte ni un euro en el alojamiento.

Hoy en día, hay un buen número de plataformas web que facilitan estas conexiones entre viajeros empedernidos, como Intercambiocasas, Home for Home o HomeExchange.

6. Habla y enseña español

Parece que el inglés es el único idioma que te abre las puertas del mundo, pero la realidad es que al español también le puedes sacar mucho partido. ¿Te imaginas conseguir alojamiento gratuito por solo hablar español? Pues eso es posible gracias a TalkTalkBnb, un sitio web que propone un intercambio de idiomas a cambio a un techo bajo el que dormir.

Es simple: una persona de cualquier rincón remoto del mundo se registra para practicar español con un nativo a cambio de ofrecerle alojamiento. ¡Ahí es donde entras tú! Dominar el segundo idioma más hablado en todo el mundo tenía que servir para algo, ¿no?

7. Viaja con una tarjeta de débito sin comisiones

Si verdaderamente quieres ahorrar en tus compras en el extranjero, así como beneficiarte del mejor cambio de divisas posible y, sobre todo, no pagar comisiones por las retiradas de efectivo, lo ideal es llevar contigo una tarjeta que te ofrezca estas características. La tarjeta de débito de bnc10 es totalmente gratis. Abrir una cuenta bancaria en bnc10 no solo no te costará nada sino que puedes hacerlo en menos de 3 minutos.

Al ser Mastercard, podrás pagar con ella en prácticamente cualquier establecimiento del mundo donde acepten pagos con tarjeta. Además, dispones de tres retiradas de efectivo gratis al mes en todo el mundo. ¿A qué esperas para solicitarla?