¿Sabes por qué bnc10 es la tarjeta que adoran los viajeros?

Los viajes son para disfrutar y decir bye-bye a las obligaciones por unos días. Eso sí, ante un destino desconocido y por explorar, es normal que surjan algunas dudas y dilemas existenciales. ¿Pago con tarjeta o mejor en efectivo?

Las tarjetas para viajar te permiten pagar y sacar dinero en el extranjero sin comisiones, así que es tan importante llevarlas encima como el billete de avión. Eso de ir a por moneda local a casas de cambio está ya algo obsoleto, así que lo mejor es que te sumes a la ola bnc10. ¿Todavía no sabes por qué es esta la tarjeta que adoran los viajeros?

El primer mandamiento viajero es dejar las preocupaciones en casa. La única preocupación aceptada, como mucho, será averiguar dónde está el enchufe más cercano para cargar el móvil.

Si eres de los que pagan absolutamente todo con tarjeta, ¿por qué no continuar haciéndolo cuando estás fuera? Tu primera reacción podría ser responder que no lo haces porque te fríen a comisiones. De ahí que prefieras peregrinar de casa de cambio en casa de cambio hasta dar con la mejor conversión posible. ¡No parece un planazo de viaje que digamos!

La buena noticia (sin buenas noticias, este post no tendría sentido) es que bnc10 viene a ofrecerte lo que tu banco tradicional no te ha ofrecido nunca. Podríamos resumirlo en 0 comisiones y retiradas de efectivo gratis en cualquier cajero del mundo, pero preferimos darte la versión extendida de por qué bnc10 es la mejor tarjeta de crédito para viajar.

  1. Porque no te costará nada

¿Qué pensarías si te decimos que hay tarjetas para viajar que no te costarán ni un solo céntimo? Que dónde hay que firmar, ¿verdad? Para disfrutar de las ventajas de la tarjeta bnc10 solo necesitas descargarte nuestra aplicación y regalarnos 3 minutos de tu tiempo (te prometemos que te compensaremos con creces). Pídela sin coste ni de apertura ni de mantenimiento. ¡Así de fácil!

  1. Porque puedes sacar dinero gratis en cualquier cajero del mundo

Las tarjetas para viajar bnc10 te brindan la oportunidad de sacar dinero gratis en cualquier cajero del mundo (hasta 3 veces al mes). No importa si estás en Honolulu, en París o en Kuala Lumpur. Al ser una tarjeta Mastercard, podrás retirar efectivo en más de 20 millones de cajeros distribuidos en 210 países. Ya no tendrás por qué preocuparte si estás en el extranjero y no aceptan tarjeta en un determinado establecimiento porque es tan sencillo como buscar un cajero. ¡En un plis y tu cartera estará de nuevo rebosante!

  1. Porque puedes hacer transferencias nacionales e internacionales sin coste

¿Que te ha prestado un colega pasta porque te la gastaste toda en cañas y souvenirs? Tener una cuenta corriente en bnc10 es sinónimo de poder realizar transferencias nacionales e internacionales al instante y, lo mejor, sin coste alguno. Entra en la app y, a golpe de clic, envía lo que le debes a tu compi. ¡Venga, no te hagas el remolón!

  1. Porque puedes pagar en el extranjero con la mínima comisión por cambio de divisas

Además de retirar efectivo en cajeros de todo el mundo a coste 0, tampoco tendrás que cruzar los dedos para que la comisión no sea muy elevada cuando pagues con tarjeta los imanes para la nevera o lo que sea que compres en tu viaje. Y es que ¡por algo bnc10 es la mejor tarjeta de crédito para viajar! Ofrecemos cambio de divisas al mínimo coste en todas las monedas principales, así como en otras que no lo son tanto (no las íbamos a discriminar).

  1. Porque la recargas en un solo clic desde tu móvil

¿Te has quedado a dos velas en tu tarjeta bnc10? ¡No problem! Puedes hacerte una transferencia desde otra de tus cuentas bancarias en solo un clic desde la app móvil. En un abrir de ojos, en menos de lo que canta un gallo, en un santiamén… (pillas la idea, ¿no?) dispondrás de saldo nuevamente en tu tarjeta bnc10. No dudamos de que el perro sea el mejor amigo del hombre, pero nuestra app le sigue muy de cerca, ¿eh?

¿Te ha quedado claro por qué no hay tarjetas para viajar tan guays como la de bnc10? ¡No te volverás a quedar colgado nunca más!