Volver

Del ahorro a la inversión. ¿Cómo pasar de 0 a 100?

Keypoints del webinar con Balio

¿Por qué tenemos que ahorrar? ¿Cuál es la manera más efectiva de hacerlo?

Puede parecer una pregunta muy sencilla pero es más compleja de lo que parece. 

Principalmente, ahorrar sirve para tener más libertad en casi todos los aspectos de tu vida: poder cambiar de trabajo, emprender, poder viajar… En otras palabras, tener ese colchón de ahorro te permite poder tomar decisiones un poco más arriesgadas que de no tenerlo podrían suponer un problema en tu vida. 

La manera más efectiva para conseguir ahorrar es el preahorro. ¿A qué nos referimos con “preahorro”? Cuando nos ponemos un objetivo de dinero para hacer algo y lo apartamos con anterioridad de una cuenta de gasto a una cuenta ahorro. 

Aunque la siguiente afirmación parezca obvia, es importante destacar que lo contrario de ahorrar es endeudarse. Y que por lo tanto es difícil conseguir un ahorro óptimo con deudas por el medio. 

Eso sí, hay que ahorrar para tener más libertad el día de mañana pero no hay que dejar de vivir el presente por un futuro incierto. Se tiene que encontrar el equilibrio teniendo en cuenta qué es lo que queremos nosotros en nuestra vida y qué es lo que nos hace feliz.

Quiero ahorrar para comprar una casa, ¿por dónde empiezo? 

Es importante tener en cuenta la cantidad que estás dispuest@ a pagar, en cuánto tiempo y para qué (puedes querer comprar una casa para vivir en ella, o bien utilizarla como inversión poniéndola en alquiler o también hay gente que utiliza esta inversión para especular – comprar para vender).

Después de tener esto definido y que encaje en tu planificación financiera, es importante poner foco en el “cuello de botella” principal que es la entrada (que suele ser un 33% de la cantidad total). ¿Lo tienes? De no ser así, ¿en cuánto tiempo te propones y crees que podrás acumularlo? 

Y, en segundo lugar, también hay que darle importancia a saber qué cantidad queda a pagar como hipoteca y en cuantos años quieres resolverla. 

¿Qué es el fondo de emergencia? ¿Cuánto tendríamos que tener en el fondo de emergencia?

El fondo de emergencia es el ahorro apartado en otra cuenta que no es la de gasto diario. Esta debe ser segura y líquida, es decir, que puedas acceder al dinero en cualquier momento. Una opción a contemplar es la cuenta prepago bnc10.

¿Cómo calcular el fondo de emergencia? 

Para calcular el fondo de emergencia hay muchos variables a contemplar como por ejemplo: ¿vives sol@? ¿Tu trabajo es estable? ¿Quieres emprender? ¿En cuánto tiempo quieres disponer del fondo de emergencia: 3 meses o a dos años? De tus ingresos, ¿qué cantidad estás dispuest@ a dedicar al fondo de emergencia?… Como ves, con muchos los factores a tener en cuenta. 

Para saber si ahora mismo dispones de un fondo de emergencia óptimo debes preguntarte si tienes dinero suficiente para hacer frente a cualquier imprevisto como reparar el coche sin la necesidad de endeudarte o quedarte bajo mínimos. 

En caso afirmativo, si algún día debes usar tu fondo de emergencia, es importante que vuelvas a reponerlo, los imprevistos no avisan. 

¿Cómo puedo empezar a invertir? ¿Cómo sé que no estoy tirando el dinero? 

El primer paso para empezar a plantearte invertir es disponer del fondo de emergencia o en otras palabras, tener un ahorro con el que puedas cubrir imprevistos. 

El segundo paso consiste en entender la inversión: riesgos, comisiones, casuísticas, etc. Si no entiendes la inversión es mejor no entrar en materia porque lo más probable es que vayas a perder dinero. 

El tercer paso consiste en tomar la decisión con sentido común. Al igual que usas el sentido común en el resto de decisiones de tu vida, también es importante hacerlo en inversión. Si alguien o algún anuncio te está ofreciendo una inversión que promete ganar mucho dinero a coste cero, no te fíes. 

Entonces, ¿qué condiciones debería cumplir una buena inversión?

Primero de todo fíjate de dónde viene la inspiración para dar paso a la inversión. Si esta viene de internet o del banco tradicional es muy probable que detrás haya incentivos para la persona que te lo ofrece y por lo tanto es muy probable que no estés tratando con un/a profesional de la inversión sino con una persona comercial que busca ganancias a través de tu inversión. 

Lo ideal sería que tu mism@ buscaras información de distintas fuentes con tu propio criterio o bien contrataras una asesoría de finanzas para realizar una inversión totalmente objetiva. 

A partir de aquí y a grosso modo, los requisitos que debe cumplir una inversión son:

· Transparencia de las comisiones y cuanto más bajas sean mejor. 

· Saber si la persona que te vende/habla de la inversión, tiene ese producto. Si la persona del banco, por ejemplo, no tiene este producto, es muy probable que el asesoramiento que te está ofreciendo no sea gratuito; el producto eres tú y tu dinero. 

· Diversificación de la inversión en distintos territorios y sectores para evitar el fracaso de una. 

· Simplicidad y largo plazo: una buena inversión es simple, no es tan complejo como se nos ha intentado hacer ver. Además, si la inversión tiene un retorno inmediato hablamos de apuestas, no de inversiones. Los resultados de una inversión se ven a largo plazo. 

¿Cuáles son las inversiones que cumplen estos requisitos? 

Nuestros compañeros de Balio con los que realizamos el webinar realizado el pasado 2 de noviembre que da pie a este artículo resumen, recomiendan la inversión de fondos indexados. 

Este tipo de inversión consiste en confiar tu dinero a una gestora especializada que hace de vehículo financiero invirtiendo el conjunto de pequeñas inversiones en grandes empresas. 

Hay varias gestoras especializadas, cada una con sus estrategias y resultados. Estas replican un índice bursátil como por ejemplo, S&P500, en vez de estar mirando cada día los resultados y evolución de cada empresa.

Es decir, las diferencias principales con lo que puedes hacer tú o una persona que contrates versus una gestora especializada en fondos indexados son las siguientes:

· No tener que mirar el día a día de las empresas

· Invertir en un grupo de empresas ya indexadas y con lo cual diversificar la inversión no solo en empresas de un solo país, también de otros territorios. 

· No hay que tomar decisiones

· Las comisiones son mucho más bajas

Algunos sistemas y fondos indexados de referencia son:

· Robo Advisors: una serie de automatismos que te permiten invertir en fondos indexados con un importe muy bajo en 1500 o 2000 empresas más grandes del mundo. 

· MSCI World: un índice que engloba las mayores empresas de Estados Unidos, Europa y Asia.

Eso sí, no se recomienda que después de acceder a toda esta información (que solo es el principio del gran mundo de la inversión) vayas al grano. Infórmate de cómo funcionan los fondos indexados, las gestoras, temas legales, cómo funcionan los impuestos… Vale la pena dedicar tiempo a cada detalle para poder dar un paso sólido y con sentido hacia la inversión.

No olvides que lo más importante para los expertos en finanzas personales de Balio es que tenemos que conocernos a nosotr@s mism@s para identificar qué es lo que nos hace felices: tener zapatos, ropa o bien, tiempo con la familia, amigos, viajar… Esto nos servirá para poder destinar nuestros recursos a una cosa u otra. 

Con estos consejos y metodologías de la mano de expertos en finanzas personales, los co-founders de Balio, Guillem Roig y Gerard Bernal, puedes empezar a ahorrar de forma óptima y tratar de invertir con éxito, dos grandes retos de la asignatura pendiente para muchas personas: la educación financiera.