10 maneras de ganar dinero viajando desde cualquier lugar del mundo

Maneras de Ganar Dinero Viajando

Viajar es un verbo muy bonito, ¿no te parece? Y sobre todo cuando se convierte en una acción permanente y no solo puntual. Aunque suene a hashtag, hoy en día es posible vivir viajando. Como siempre, las nuevas tecnologías están detrás de las nuevas formas de trabajar. Solo necesitas escoger destino, empaquetar tu ordenador y asegurarte de que hay conexión a Internet allá donde vas. Toma nota de estas 10 formas de ganar dinero viajando para dejar de ver la cara a tu jefe una temporadita.

1. Escribiendo online

Si además de tener corazón de nómada, tienes alma de literato, una de las mejores maneras de ganar dinero viajando para ti es dedicándote a la redacción online. No solo los medios de comunicación precisan contenido, sino también cada vez más las empresas.

Las opciones son múltiples. Puedes escribir reportajes de viajes o de cualquier otra temática. En este punto, es posible que te convenga tener ciertas nociones de posicionamiento web. Ahora sí, por fin vas a poder cumplir tu sueño de trabajar en una playa de Tailandia sujetando un daiquiri con una mano y tecleando a toda prisa con la otra.

2. Tomando fotografías

En el caso de que, más que escribir sobre paisajes, prefieras retratarlos, una buena alternativa es vender las fotografías que vas realizando. Ahora bien, si te interesa este ámbito, deberás no solo disponer de una cámara profesional, sino también de conocimientos avanzados. Recuerda que la competencia es alta y, sobre todo, talentosa.

En Internet hay bancos de imágenes donde subir las instantáneas y ponerlas a la venta. Si no se venden, siempre puedes subirlas a Instagram: no obtendrás dinero, pero sí muchos likes.

3. Enseñando un idioma

Otra modalidad de ganar dinero viajando es como profesor de idiomas. En el entorno online, hay diversos sitios web en los que puedes inscribirte para enseñar español a usuarios de todos los rincones del mundo. Algunas de estas plataformas son Verbling o Lingoda, aunque hay muchas más.

Las clases suelen impartirse a través de aplicaciones como Skype, que conectan a los interlocutores mediante audio y vídeo. Ya sabes, si quieres convertirte en un profesor 2.0, no tardes mucho en descargarla (si es que no la tenías antes).

4. Siendo asistente virtual

Hay empleos que encajan estupendamente en esta era tecnológica en la que nos encontramos. En el siglo XXI, la tradicional función de secretario puede ser sustituida por el asistente virtual. Las tareas son más o menos las mismas: gestionar citas, fijar reuniones, organizar el calendario, reservar hoteles y/o viajes, dinamizar redes sociales, responder correos electrónicos y, en definitiva, todo aquello que esté relacionado con la organización del día a día.

Ahora es posible ser asistente virtual en bañador y tumbado en una hamaca. Suena bien, ¿no?

5. Gestionando las redes sociales

Las redes sociales han supuesto una auténtica revolución de un tiempo a esta parte. Ni que decir tiene que han cambiado para siempre la manera en la que nos comunicamos con nuestros amigos, empresas y demás entes con los que, de otro modo, jamás hubiéramos entrado en contacto.

Quien no está en las redes sociales no existe. Conscientes de ello, la mayoría de las compañías están echando mano de profesionales de las redes sociales para que su negocio llegue más lejos. Si eres un hacha de la comunicación online, ¡tienes ante ti otra magnífica oportunidad de ganar dinero viajando mientras ayudas a dinamizar las redes sociales de tus clientes!

6. Trabajando como desarrollador web

El desarrollo web es otro de los empleos que pueden desempeñarse en remoto. Está claro que es un perfil técnico y que requiere de conocimientos específicos. Si casualmente los tienes, ¿qué haces que no estás haciendo las maletas?

Seguro que encuentras una mayor inspiración en tu trabajo en un destino exótico bajo una palmera que bajo la luz del flexo de una triste oficina.

7. Cuidando niños

El trabajo de au pair o canguro no lo han traído exactamente las nuevas tecnologías, pero lo cierto es que te puede ayudar a ganar dinero mientras estás en ruta. En cualquier parte del mundo habrá una familia en busca de alguien que le ayude a cuidar a sus retoños.

Sin duda, es una buena oportunidad de tener ingresos al tiempo que te sumerges de lleno en la cultura local. También, vas curtiéndote en el arte de la paciencia mientras intentas lidiar con esos pequeños diablillos. Hay sitios web como AuPairWorld que conectan a las familias con los futuros canguros.

8. Ayudando en granjas orgánicas

Muy de moda está también trabajar en granjas orgánicas. Se trata de una excelente opción para los entusiastas de la naturaleza y, en general, para aquellos viajeros ávidos de nuevas experiencias que contar en un futuro a sus nietos.

Si te interesa este tipo de oportunidades para ganar dinero viajando, echa un vistazo al sitio WWOOF, donde encontrarás granjas en cualquiera de los cinco continentes.

9. Convirtiéndote en editor de vídeo

El vídeo es una de las maneras de comunicación más populares en los tiempos que corren. De ahí que los profesionales en este ámbito sean algunos de los más demandados. Las empresas no solo quieren estar presentes en las redes sociales, sino que quieren transmitir sus mensajes de manera impactante. No hay mejor fórmula que con un vídeo.

Para empezar, puedes ir aprendiendo lo básico en edición de vídeo hasta que te desenvuelvas como pez en el agua. Quién sabe, igual te aficionas y ¡te conviertes en youtuber de éxito!

10. Sacando tu vena artística

Si la creatividad corre por tus venas, no la interrumpas y déjala fluir. Mientras viajas puedes aprovechar para elaborar artesanías y venderlas. Por ejemplo, bisutería, objetos de decoración, retratos o postales. Puedes utilizar materias primas de la tierra, como semillas, conchas y caracolas o piedrecitas que vayas encontrando por el camino para tus creaciones. ¡Te las quitarán de las manos!

Para ganar dinero viajando necesitarás también una tarjeta de débito como la de bnc10 con la que sacar dinero en cualquier cajero del mundo y beneficiarte del mejor tipo de cambio de divisas. Anímate a solicitarla, ¡que es gratis!